Es innegable la crisis económica mundial, que termina afectándonos de un modo u otro. Es difícil mantener una actitud positiva sobre la prosperidad en momentos como este, en el que lo más natural parecer ser es estar asustado, temer por la estabilidad, el empleo, los clientes, el dinero y la posibilidad de cubrir todas las necesidades; pero es precisamente en estos momentos en que se hace imprescindible aprender cómo utilizar Reiki para la prosperidad en nuestra vida.

Qué es la prosperidad

Todo el mundo habla sobre la prosperidad, pero pocos tienen un concepto realmente claro sobre lo que es y lo que no es. Si bien es cierto que la mayoría suele relacionar este concepto al dinero, a los objetos materiales, en realidad es algo mucho más amplio y subjetivo. Cada individuo tiene su propio concepto, porque en realidad se trata de un estado de abundancia, de bienestar y tranquilidad. Desde esta perspectiva se puede hablar de prosperidad económica, pero también espiritual y hasta familiar, y aún dentro de cada una de estas categorías seguramente se encuentran más diferencias pues cada persona siente sus propios estándares según sus valores y vivencias.

La prosperidad no es algo que pueda medirse con indicadores como el modelo de tu coche, la cantidad de dinero en tu cuenta de banco o el lugar donde vives. Tal vez puedes creer que serías próspero si cumples con determinadas condiciones, por ejemplo, si ganas cierta cantidad de dinero al mes pero este tipo de condiciones en realidad deberían ser aspectos de la prosperidad y no condiciones; es decir, no eres próspero porque ganas mucho dinero sino que ganas mucho dinero porque eres una persona próspera. La prosperidad es un estado mental, una actitud ante la vida que atrae la abundancia y el bienestar de forma natural; se trata de estar conectado con el flujo del Universo, convertirse en un canal por el que fluyen conocimientos, energía, dinero, posesiones y más.

¿Qué te aleja la prosperidad?

El principal obstáculo entre la prosperidad y tu vida suelen ser las creencias limitantes. Sentir miedo a perder lo que se tiene, a quedarse en la calle, a no tener clientes, a estar en bancarrota o a que te afecte las condiciones económicas que te rodean es normal en determinadas circunstancias, pero si es esa energía la que domina tus decisiones financieras, tu estilo de vida y tu trabajo entonces estás creando el ambiente opuesto a la prosperidad. Desde el miedo no es posible tener la actitud correcta para atraer la abundancia, si temes perder todo, por ejemplo, es probable que no desees arriesgarte invirtiendo en un negocio que podría mejorar tu condición de vida.

Por otra parte, todos tenemos creencias sobre el dinero y la prosperidad que se nos han inculcado desde la infancia, que fueron acuñadas por la experiencia de padres y familiares y que hemos heredado. Por ejemplo, que nunca tienes suficiente dinero, que sólo la gente deshonesta es rica, que todos los ricos son malos y nunca entrarán al reino de los cielos que el dinero es sucio, que hay que ahorrar hasta el último céntimo porque eres pobre, entre muchas otras. Medita sobre el dinero, cómo te sientes con él, cómo lo utilizas, cómo lo ganas, revisa cuáles son tus creencias sobre este tema y cómo te sientes al respecto. Intenta recordar cómo te hablaban tus padres sobre temas financieros, identifica cuáles son las creencias que necesitas trabajar. Porque es precisamente en este punto donde aplicarte Reiki para la prosperidad.

reiki para la prosperidad

Utiliza Reiki para la prosperidad

Reiki para la prosperidad no es un acto de magia, no se trata de imponer tus manos y ver cómo el dinero cae del cielo; sino que se trata de trabajar directamente con esas creencias limitantes que evitan el flujo directo de la energía. Recuerda que uno de los objetivos de Reiki es lograr un cambio de consciencia real, la transmutación de lo que somos a través del flujo de la energía Universal, que es la encargada de equilibrar y armonizar.

A través de Reiki se busca transmutar el miedo y la preocupación para convertirlo en agradecimiento. El maestro Usui dejó muy en claro en los principios fundamentales del Reiki una máxima “Sólo por hoy…viviré en gratitud”. La energía de la gratitud es la que nos permitirá dejar de lado las preocupaciones, el temor, para transformarlo en confianza en el flujo del universo, en que siempre habrá suficiente para ti y para todos. Cuando estás equilibrado todo fluye, porque tienes la actitud adecuada, porque no desperdicias tu energía vital sino que la inviertes en lo que de verdad importa.

Hay varias formas de utilizar el reiki para la prosperidad. Hay quienes repiten afirmaciones positivas durante el tratamiento, otros prefieren identificar puntualmente cuáles son las creencias limitantes que operan en ellos y dirigen la energía en los puntos energéticos relacionados con estas ideas. Por ejemplo, si tienes estabilidad pero necesitas incrementar tu prosperidad, sientes que es hora de expandirte más puedes darte Reiki en el chakra del corazón. Si es el miedo visceral a quedarte sin empleo o a no tener lo suficiente lo que te paraliza, entonces debes imponer tus manos en el plexo solar.

Combina y aprovecha el poder de las afirmaciones con la energía ilimitada del Reiki, el objetivo es desterrar el miedo, eliminar las creencias que no sirven, reemplazarlas por la energía del agradecimiento y la confianza infinita en el Universo. Ese es el primer paso para alcanzar la verdadera prosperidad.

Begoña Ramos

 

Este sitio web utiliza cookies tanto propias como de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio mas personalizado y publicidad. Continuar navegando implica la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Si necesita saber cómo eliminar cookies puede informarse aquí política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

X